Exigen diputados priístas, que el gobierno ponga un alto a la violencia y la ilegalidad

· No es con reuniones de análisis para la foto, ni con buenos propósitos expresados a través de discursos y propaganda, como los grupos criminales retrocederán en la entidad

Morelia, Mich., a 18 de mayo de 2017.- El Grupo Parlamentario del PRI de la LXXIII legislatura del Congreso del Estado de Michoacán de Ocampo expresó, mediante un comunicado, una profunda indignación ante los hechos de violencia e ilegalidad que se están viviendo en las diversas regiones de la entidad y de manera pronunciada en Morelia, capital michoacana.

Exigieron la actuación determinante y coordinada de los órdenes de gobierno y las instituciones del Estado, para detener la ola de violencia que padecen los michoacanos que tiene en condición crítica la productividad y el desarrollo de la sociedad.

Puntualizaron que los reiterados informes que se dan por medio de fotografías y noticias de supuestos avances en materia de la baja de índices de delincuencia y violencia en la entidad, más pronto que tarde son avasallados por una realidad que desmiente los eventos protocolarios.

Aseguraron que no es con reuniones de análisis para la foto, ni con buenos propósitos expresados a través de discursos y propaganda, como los grupos criminales retrocederán en la entidad.

“Como lo hemos venido denunciando hace tiempo desde la máxima tribuna del estado, no es maquillando las cifras como se acabará con la intranquilidad de los habitantes de Michoacán, sino con un trabajo responsable y coordinado; con estrategia de conjunto y mediciones serias producto de la contratación de profesionales en la materia y no del pago de lealtades de partido o de grupos de amistad tanto en el ejecutivo estatal como en los Municipios”, sentenciaron.

Consideraron que es urgente dejar a los amigos fuera del gabinete y traer profesionales que si conozcan de estrategia, prevención y que tengan una auténtica estructura de inteligencia, para anticiparse a los criminales que, desde dentro y fuera de los límites estatales, confabulan y se enfrentan para ganar territorio tomando de rehenes a los ciudadanos ya sean empresarios, estudiantes, amas de casa, profesionistas o jóvenes a los que toman como carne de cañón.

Formularon un llamado firme al Poder Ejecutivo y al Poder Judicial, para que actúen en consecuencia de investigaciones expeditas y apegadas a derecho, para detener a los criminales y procesarlos en consecuencia. “Mientras la Impunidad siga siendo la debilidad de nuestras instituciones la delincuencia y la violencia seguirán creciendo”, reafirmaron.

Finalmente, los legisladores del tricolor aseguraron que ni el gobierno federal, ni los michoacanos solos, podrán atacar este flagelo, si no hay disposición real de las autoridades estatales y municipales de coordinarse y colaborar entre sí de forma responsable, para destruir las bases sobre las que operan las células criminales y fortalecer la seguridad y el Estado de Derecho que demanda la población.